Para cualquier duda que tengas nos puedes escribir al correo
marinomiguelg@hotmail.com donde con gusto te estaremos atendiendo
o bien dejanos un mensaje en el apartado de contacto.

 

Cómo tratar una obstrucción de las trompas de Falopio

En una mujer saludable, las trompas de Falopio son las encargadas de transportar el óvulo maduro desde los ovarios hacia el útero. Para que una mujer quede embarazada, es necesario que al menos una de las trompas permanezca despejada. Cuando se produce una obstrucción, el espermatozoide y el óvulo no pueden encontrarse en las trompas de Falopio, donde normalmente se lleva a cabo la fecundación. El 40 % de los casos de infertilidad femenina se deben a la obstrucción de las trompas de Falopio, por eso es sumamente importante identificar el problema e iniciar un tratamiento efectivo. Diagnosticar una obstrucción de las trompas de Falopio

1) Comprende que probablemente no presentes síntomas. Si bien algunas mujeres que presentan un tipo particular de obstrucción en las trompas de Falopio pueden experimentar dolor abdominal o un aumento de secreción vaginal, la mayoría no presenta síntoma alguno. En muchos casos, las mujeres descubren el problema únicamente cuando empiezan a tener dificultades para embarazarse.

2) Si no has podido quedar embarazada después de haberlo intentado durante un año, separa una cita con tu médico. Desde el punto de vista médico, “infertilidad” significa que no has quedado embarazada después de por lo menos un año de actividad sexual constante y sin protección. Si este es tu caso, programa una cita con tu médico de cabecera o con tu ginecólogo lo más pronto posible.
Si tienes más de 35 años, no esperes un año.
Acude a tu médico después de seis meses de actividad sexual constante y sin protección.
Ten presente que “infertilidad” no es lo mismo que “esterilidad”. Ser infértil significa que aún puedes concebir un niño con o sin ayuda médica. No asumas que nunca podrás quedar embarazada.

3) Programa un estudio de fertilidad. Es probable que tu médico les sugiera a ti y a tu pareja una evaluación completa de fertilidad. Tu pareja deberá entregar una muestra de esperma para que un especialista pueda descartar algún problema en el recuento de espermatozoides o de motilidad.
En tu caso, probablemente necesites realizarte varias pruebas para confirmar que tu perfil hormonal es normal y que ovulas adecuadamente. Si el resultado de todas estas pruebas es normal, entonces tu médico sugerirá una evaluación a tus trompas de Falopio.

4) Considera la posibilidad de someterte a un sonohisterograma. Probablemente tu médico te recomiende someterte a un sonohisterograma, un procedimiento médico que implica una prueba de ultrasonido para detectar la presencia de masas uterinas, las cuales algunas veces pueden obstruir las trompas de Falopio.

5) Sométete a un histerosalpingograma. Un histerosalpingograma (HSG) es un procedimiento médico mediante el cual se inyecta un tinte especial dentro del cuello uterino y las trompas de Falopio. Luego, se toman una serie de radiografías para determinar si las trompas están despejadas o si existe una obstrucción.
El histerosalpingograma se realiza sin anestesia, por lo que lo único que sentirás será un leve dolor o molestia. Sin embargo, puede resultar útil tomar ibuprofeno con una hora de anticipación.
Pregúntale a tu médico si es necesario realizar una laparoscopía. Según los resultados del sonohisterograma y del histerosalpingograma tu médico podría recomendarte una laparoscopía. Una laparoscopía es un procedimiento médico que consiste en realizar una incisión cerca de tu ombligo para detectar (y en algunos casos extirpar) cualquier tejido que pueda obstruir las trompas.
En términos generales, una laparoscopía únicamente debe realizarse después de haber recurrido a otras pruebas de infertilidad.
Esto se debe, en parte, a que es un procedimiento más riesgoso pues debe realizarse bajo anestesia general, lo que conlleva todos los riesgos relacionados con cualquier cirugía importante.

6) Obtén un diagnóstico. Los resultados de estas pruebas deberán establecer si existe una obstrucción de una o de ambas trompas de Falopio. Pídele a tu médico que te explique el alcance de la obstrucción. El hecho de tener el diagnóstico más específico posible te ayudará a establecer un plan de tratamiento.
Comprender las causas de una obstrucción de las trompas de Falopio Ten en cuenta que las infecciones de transmisión sexual (ETS) pueden ocasionar una obstrucción de las trompas de Falopio. El hecho de conocer la causa que originó la obstrucción de las trompas ayudará a tu médico a elaborar un plan de tratamiento efectivo. Una de las causas más comunes que originan este tipo de obstrucción son las infecciones de transmisión sexual. La clamidia, gonorrea y otras ETS pueden provocar la formación de tejido cicatrizante, el cual obstruye las trompas de Falopio e impide el embarazo. Esto puede suponer un inconveniente incluso si ya se trató y curó la infección. Ten presente el papel que desempeña la p>enfermedad inflamatoria pélvica como causa de una obstrucción de las trompas de Falopio. La enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) puede derivarse de una infección de transmisión sexual y provocar una obstrucción. Si padeces de EIP (o tienes antecedentes), corres un riesgo más alto de desarrollar una obstrucción de las trompas de Falopio y de infertilidad.

7) Toma consciencia de los posibles riesgos relacionados con la endometriosis. En los casos de mujeres que sufren de endometriosis, el tejido uterino se desarrolla fuera de su lugar normal y puede implantarse en los ovarios, las trompas de Falopio o en otros órganos. Ten presente que si sufres de endometriosis, esta puede provocar una obstrucción de las trompas de Falopio.

8) Reconoce el papel que juegan las infecciones uterinas. Si alguna vez has tenido una infección uterina, quizás relacionada con una pérdida o un aborto, es posible que se haya formado un tejido cicatrizante que puede haber causado una obstrucción en una oambas trompas.

9) Toma en cuenta los embarazos ectópicos. Un embarazo ectópico se produce cuando el óvulo fecundado se implanta en el lugar equivocado, generalmente en las trompas de Falopio. Este tipo de embarazo no puede llegar a término y, cuando se extrae o se rompe la trompa, se puede producir una fibrosis (acumulación de cicatrices) y una obstrucción.

10) Considera las cirugías anteriores. Si algunavez te has sometido a una cirugía abdominal, el riesgo de desarrollar una obstrucción de las trompas de Falopio es mayor. Todas las cirugías que se realicen en las trompas de Falopio son particularmente riesgosas.
Tratar la obstrucción de las trompas de Falopio

11) Pídele a tu médico información sobre los fármacos para la fertilidad. Si solo una de tus trompas está obstruida y por lo demás te encuentras sana, es posible que tu médico te indique un tratamiento a base de medicamentos para la fertilidad como el Clomid o el Serophene. Estos medicamentos actúan estimulando la glándula pituitaria para que libere la hormona folículoestimulante (FSH, por sus siglas en inglés) y la hormona luteinizante (LH, por sus siglas en inglés). De esta manera, aumentan las posibilidades de que ovules y quedes embarazada (utilizando la trompa que está despejada).
Ten presente que si ambas trompas de Falopio están bloqueadas, este tratamiento no funcionará. Si este es tu caso, será necesario que inicies otras alternativas de tratamiento más agresivas.

12) Considera la posibilidad de una cirugía laparoscópica. Si tu médico considera que eres una buena candidata para cirugía, probablemente te sugiera una laparoscopía para despejar la obstrucción de las trompas y retirar cualquier tejido cicatrizante. La cirugía laparoscópica no siempre funciona, por eso la decisión de someterse a este procedimiento debe ser tomada con la intervención de tu médico que indique la causa y el alcance de la obstrucción.
Si presentas un tipo especial de obstrucción de las trompas de Falopio conocida como hidrosalpinx, en la cual la trompa tiene una acumulación de líquido en su interior, quizás no seas una buena candidata para cirugía. Conversa con tu médico acerca de tus opciones.
Este tipo de cirugía incrementa el riesgo de futuros embarazos ectópicos. Si quedas embarazada después de la laparoscopía, tu médico seguirá tu evolución cuidadosamente y estará atento a cualquier indicio de un embarazo ectópico.

13) Conversa con tu médico acerca de la posibilidad de una salpingectomía. Una salpingectomía consiste en extirpar parte de la trompa de Falopio. Es considerada como una mejor alternativa que otros procedimientos laparoscópicos en los casos de hidrosalpinx y a menudo se lleva a cabo antes de intentar una fertilización in vitro.

14) Intenta con la canulación tubárica selectiva. Si la obstrucción se encuentra cerca del útero, quizás tu médico recomiende una canulación tubárica selectiva. Se trata de un procedimiento médico que consiste en la inserción de una cánula dentro de las trompas de Falopio a través del cuello uterino.

15) Sométete a una fertilización in vitro. Si estos tratamientos no han tenido éxito (o si tu médico piensa que no eres una buena candidata para someterte a ellos), aún tienes opciones de quedar embarazada. La más común de estas opciones es la fertilización in vitro (FIV), mediante la cual los médicos realizan la fecundación del óvulo con el espermatozoide fuera de tu cuerpo, luego introducen el embrión o embriones resultantes dentro de tu útero. Este método evita las trompas de Falopio, por lo que la obstrucción no representa un inconveniente.

 

Consejos
Ten en cuenta que aún si ningún tratamiento funciona para despejar la obstrucción de las trompas o para quedar embarazada, todavía tienes opciones. Considera la posibilidad de la adopción o la maternidad de alquiler en caso de que la maternidad sea importante para ti.
Ten presente que si tienes una obstrucción en una sola trompa aún puedes quedar embarazada sin tratamiento alguno. Puedes seguir un tratamiento o no, pero todo depende de la causa de la obstrucción y del estado de los otros órganos reproductivos. Conversa con tu médico acerca de tus opciones.
La infertilidad puede ser estresante y angustiante, por eso es importante que puedas lidiar con tus emociones. Si te sientes agobiada, considera la posibilidad de acudir a un terapeuta o de unirte a un grupo de apoyo. Asimismo, trata de mantener una rutina saludable como seguir una alimentación nutritiva, hacer ejercicio con regularidad y dormir lo suficiente.