Para cualquier duda que tengas nos puedes escribir al correo
marinomiguelg@hotmail.com donde con gusto te estaremos atendiendo
o bien dejanos un mensaje en el apartado de contacto.

DONACION DE OVULOS.

Las donaciones de ovocitos proceden normalmente de mujeres entre 18 y 35 años o de mujeres jóvenes en proceso de alguna técnica de reproducción asistida, que tienen ovocitos excedentes en su tratamiento, o simplemente desean donarlos. Son sometidas a estudios cuidadosos para destacar enfermedades, infecciones, y trastornos genéticos... Actualmente los ciclos de reproducción asistida se llevan a cabo con un 70-80% de gametos propios de la pareja que se va a someter al tratamiento, y un 20-30% de gametos donados por personas ajenas a los receptores.


El proceso busca llevar a cabo una fecundación en la que el gameto femenino es aportado por una mujer que recibirá el embrión resultante. Para que esto sea posible, los ciclos ováricos de la donante y la receptora deben estar sincronizados. La receptora precisa recibir un tratamiento que prepare el recubrimiento uterino para recibir un embrión. Se ha de desarrollar una mucosa endometrial capaz de implantar los embriones y permitir su desarrollo. Esto se consigue mediante la administración de estrógenos y progesterona. En las pacientes que presentan una función ovárica normal es aconsejable administrar un análogo de la GnRH, que permite controlar los ciclos evitando la posible interferencia de las hormonas endógenas. La donante recibe una inducción del desarrollo folicular y recogida de óvulos según los protocolos habituales. Una vez que se han obtenido los ovocitos de las donantes, se realiza una u otra técnica de reproducción asistida, dependiendo de las características seminales.


Está indicado en mujeres de mayor edad que presenten fallo ovárico primario o precoz u ovarios inaccesibles, con menopausia prematura o quirúrgica, que sean portadoras de una alteración genética, repetidos ciclos fallidos de fecundación in vitro (FIV) o hayan presentado pérdidas de embarazos inexplicadas y repetidas (aborto de repetición).
Hay que mencionar, que existe un riesgo inherente a la donación de ovocitos que podría poner en peligro la fertilidad de la donante, ya que podría sufrir hiperestimulación ovárica, que se suele dar en 1 de cada 2500 mujeres que se someten a este tipo de técnicas.
Para que una mujer pueda recibir los óvulos de otra mujer estas deben tener características muy similares. Tanto biológicas como el mismo tipo de sangre según la clasificación ABO, el mismo tipo de Rh, como física o externas, como la raza, el tipo de piel, la altura, el IMC, el color de ojos o de pelo, características físicas destacables... Esto se tiene en cuenta cuando la receptoras es una mujer soltera.


Cuando la mujer receptora que se somete al tratamiento tiene pareja con la que compartirá al futuro bebé, las características de la donadora pueden coincidir tanto con las características de la receptora como con las de su pareja.
El objetivo final es que el futuro bebé se parezca a sus padres.